Lunes, 17 de Junio de 2019 01:54 pm

Acerca del Venezolano de Crédito

  • Nuestra Historia.
  • Misión, Visión, Valores.
  • Prevención y Legitimación de Capitales.
  • Defensoría del Cliente y Usuario Bancario.

Los Inicios: El Venezolano de Crédito abrió sus puertas por primera vez el 4° de Junio de 1.925 en un pequeño local ubicado de Sociedad a Traposos, en el centro de Caracas, siendo pionera entre las instituciones financieras privadas de Venezuela. Las operaciones se iniciaron con un capital de Bs. 6.000.000,00 y colocaciones por Bs. 10.027.072,00.

Para ese entonces, Caracas contaba con una población de 186.000 habitantes; el petróleo era un nuevo término dentro de la economía y el crédito, tal como es conocido hoy en día, era todo un desafío.

Los Pioneros: Los inspiradores del proyecto fueron un grupo de jóvenes empresarios venezolanos liderados por Henrique Pérez Dupuy. Desde sus comienzos, el Venezolano de Crédito participó activamente en el desarrollo del país, extendiendo créditos a las áreas más productivas de la economía.

Los Comienzos: En los años 30, el Venezolano de Crédito financió totalmente el primer proyecto de expansión de la ciudad de Caracas; en 1.936 ofreció facilidades de crédito para las actividades de siembra de café. Durante los difíciles y críticos años que siguieron a 1.930, la fuerte presencia del Banco garantizó la continuidad de aquellas compañías que constituían una fuente importante de empleos para la economía venezolana.

Hasta 1.939, cuando apareció la Ley del Banco Central de Venezuela, el Instituto emitía su propio papel moneda.

La Expansión: En la década de los 40, el Banco extendió su apoyo financiero a las más importantes compañías de la época, entre ellas, la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela, la Electricidad de Caracas, grandes empresas urbanizadoras y una línea aérea local.

El crecimiento fue significativo en la década de los 50. Algunas nuevas oficinas comerciales se inauguraron en Caracas, pero otros estados del país eran atendidos a través de asociaciones con otras instituciones. Durante esos años, el Venezolano de Crédito continuó apoyando a industrias importantes de energía eléctrica, telefonía y redes de comunicación.

Cinco oficinas comerciales, conjuntamente con la sede principal en Caracas, evidenciaron la expansión del Venezolano de Crédito en los años 60. Hacia finales de esta década, el Banco poseía un capital de Bs.52.500.000,00 y reservas por Bs. 37.032.389,75.

Los Tiempos Modernos: Los años 70 estuvieron signados por el crecimiento del Venezolano de Crédito a lo largo del país y su modernización. Muchas oficinas comerciales fueron inauguradas en ciudades del interior, especialmente en aquellas en proceso de rápido desarrollo tales como Maracaibo, Valencia, Maracay y Barquisimeto. En el área tecnológica se instaló un sistema en línea para el pago de cheques en cualquier oficina del país. En este período, el Banco hizo énfasis en el apoyo al sector petrolero y creó además una unidad especializada para la atención de sus clientes corporativos. En 1.975 el Venezolano de Crédito adquirió Soficrédito, sociedad financiera orientada al financiamiento a largo plazo en las áreas de vehículos y bienes raíces.

En la década de los 80 el Banco fundó Sogecrédito, como respuesta a las necesidades de los clientes de financiar bienes de capital a largo plazo a través de mecanismos novedosos como el arrendamiento financiero. También se continuó el proceso de modernización tanto en productos y servicios como en la apertura de nuevas oficinas comerciales. Por otra parte, en esta década el Banco fue co-fundador de la primera red de Cajeros Automáticos en Venezuela, Suiche 7B.

Líder en Administración de Valores: A comienzos de la década de los 90, el Venezolano de Crédito se convierte en el líder de los servicios especializados de valores, a través de novedosos servicios tales como Agente de Traspaso y Banco Custodio de importantes emisores locales y extranjeros de programas de ADR y ADS. También en este período, el Banco consolidó su presencia en el sector petrolero y comenzó un programa de apertura de Taquillas dentro de las más importantes empresas corporativas y petroleras. En 1.996 se convirtió en la primera institución financiera venezolana con presencia en la Bolsa de Valores de Nueva York, a través de un programa de emisión de ADR's en el que The Bank of New York actuó como garante. La internacionalización se acentuó en 1.998 con la apertura de la primera oficina internacional en Grand Cayman, Islas Cayman, B.W.I. También a finales de 1.998 el Venezolano de Crédito participó en la fundación de la red Conexión Américas, y se convirtió en la única institución financiera venezolana en formar parte de la misma, creada para brindar servicios a clientes multinacionales a través de todo el continente.

La Fusión: En junio del año 2.001, la Junta Administradora del Venezolano de Crédito decide iniciar los trámites para su conversión en Banco Universal, mediante la fusión por absorción de las empresas Soficrédito y Sogecrédito, concretándose la operación mediante la inscripción en el Registro Mercantil de toda la documentación correspondiente, el 24 de enero de 2.002. Esto permitió a la Institución elevar aún más su eficiencia administrativa, optimizar sus procesos y ampliar el portafolio de productos y servicios a la clientela.

Asimismo, en la última década se ha llevado a cabo un importante proceso de apertura de oficinas comerciales en las sedes de importantes empresas corporativas y comerciales, reforzando la estrategia de atención a nóminas de importantes empresas y captación de nuevos clientes en espacios de fácil acceso.

Las Nuevas Tecnologías: En los últimos años el Venezolano de Crédito ha orientado su estrategia al desarrollo y promoción de servicios de acceso digital apoyados en la más alta tecnología. Es así como se ha puesto a disposición de los clientes diferentes prestaciones a través del office banking para operaciones de empresas (Venecredit Office Banking) e internet banking para personas (Venezolano Online); y avanzados servicios de banca móvil.

A la fecha el Instituto cuenta con una red de 94 oficinas comerciales, de las cuales 16 corresponden a taquillas de atención a empleados en las sedes de las más importantes empresas, y 21 se ubican en cadenas de tiendas en varias ciudades del país.

Misión: Ser una institución fundamental en el sector financiero y acontecer venezolano, jugando un papel preponderante en el desarrollo del país mediante acciones y decisiones que estén dirigidas a ser solvente y rentable para nuestros accionistas, contribuyendo significativamente al bienestar económico de sus trabajadores, y trabajando para ser el Banco mejor focalizado, con mejores productos y calidad de servicios en el mercado local.

Visión: Ser para nuestros clientes la opción más importante como proveedor de servicios financieros de calidad en el mercado local.

Valores: El Venezolano de Crédito ha definido unos principios corporativos bajo los cuales opera con la finalidad de alcanzar la misión y visión trazadas.

Estos valores forman parte de nuestra filosofía y cultura de trabajo, y a su vez, establecen una serie de comportamientos esperados de todos los integrantes de la Institución:

  • Integridad, profesionalismo y confidencialidad en la conducción de nuestros negocios.
  • Cultura orientada hacia la atención al Cliente.
  • Calidad en la prestación de servicios.
  • Filosofía de trabajo en equipo.
  • Atmósfera de respeto mutuo y de confiabilidad.
  • Solidez y fortaleza financiera.
  • Cultura de respuesta rápida.

¿En qué consiste la Legitimación de Capitales? 

Es la legalización de dineros provenientes del narcotráfico y de otras actividades ilícitas, que buscan entrar en el sistema financiero nacional o internacional, a través de depósitos, colocaciones, transferencias, participaciones o inversiones realizadas por clientes naturales o jurídicos. 

Para ello, utilizan el sistema bancario en donde pretenden ocultar el origen de fondos provenientes de estos negocios ilícitos, dándoles apariencia de legalidad. 

Sanciones a la Legitimación de Capitales 

Toda persona natural o jurídica que transfiera capitales o beneficios, producto de actividades ilícitas, se le aplicarán las sanciones que establecen, la Ley Orgánica Contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, publicada en la Gaceta Oficial N° 38.337 del 16 de diciembre de 2005, la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada, publicada en la Gaceta Oficial N°38.281 del 27 de septiembre de 2005, Ley General de Bancos y otras sanciones que sean aplicables de acuerdo a leyes vigentes. 

¿Cómo prevenir la legitimación de capitales y el financiamiento al terrorismo? 

Buscando la prevención de la Legitimación de Capitales, fue publicada en Gaceta Oficial Nº 39494, de fecha 24 de agosto de 2010, la Resolución Nº 119-10 emanada de la Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras, con el título de "Normas relativas a la Administración y Fiscalización de los riesgos relacionados con los delitos de legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo aplicables a las Instituciones reguladas por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras" 

Estas normas nos exigen mantener información actualizada y completa, que nos permita conocer plena y cabalmente a nuestros clientes y a las empresas que representan. 

Con tal fin debemos: Obtener todos los datos de identificación del cliente, conocer la actividad o negocio al que se dedica, seguir muy de cerca su trayectoria como cliente. 

¿Qué colaboración solicitamos de nuestros clientes? 

Por todas las razones antes expuestas, si usted ya es cliente nuestro, necesitamos actualizar y verificar la información que mantenemos en nuestros archivos, así como estar en conocimiento del origen y motivo de las operaciones que realice en la institución. 

El Venezolano de Crédito, S.A. Banco Universal (el Banco), a fin de prestarle el mejor servicio, tiene a su disposición la Defensoría del Cliente y Usuario Bancario y a continuación le suministra, para su utilidad, toda la información relativa a la tramitación de reclamos o peticiones.  

¿Qué es la Defensoría del Cliente y Usuario Bancario?

Es una Unidad independiente, adscrita al Comité Directivo del Banco, que tiene entre sus funciones, tramitar y resolver los reclamos NO PROCEDENTES, así como aquellos que la Unidad de Atención al Usuario, no haya podido resolver en un plazo perentorio de veinte (20) días continuos de presentados.

¿Quién es el Defensor del Cliente y Usuario Bancario?

Es una persona designada por el Comité Directivo del Banco y sometido a consideración de la Asamblea de Accionistas, cuyas funciones son gestionar de manera eficiente, cualquier petición o reclamo que realicen los clientes y usuarios del Banco, garantizando su procesamiento y debida respuesta.

¿Qué normativa regula su actividad?

Las funciones y actividades del Defensor del Cliente y Usuario Bancario, se encuentran regidas por lo establecido en las “Normas Relativas a la Protección de los Usuarios y Usuarias de los Servicios Financieros” contenidas en la Resolución N° 083.11 de fecha 15 de marzo de 2011, emanada de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (SUDEBAN), publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.635, de fecha 16 de marzo de 2011, así como por el Reglamento de la Actividad del Defensor del Cliente y Usuario Bancario del Banco, diseñado para establecer las normas de carácter general que rigen las actividades de la Oficina del Defensor, debidamente aprobado por la SUDEBAN mediante Oficio N° SIB-II-CCSB-15605, de fecha 07 de junio 2011.

¿Quiénes pueden acudir al Defensor del Cliente y Usuario Bancario?

Todos aquellos clientes y/o usuarios que no estén de acuerdo con la decisión obtenida de la Unidad de Atención al Usuario del Banco de declarar NO PROCEDENTE su reclamo o, aquellos que no hayan tenido respuesta dentro del plazo perentorio de veinte (20) días continuos después de presentado.

¿A dónde dirigirse si desea formular una reconsideración de su reclamo?

Los clientes y/o usuarios pueden presentar sus solicitudes de reconsideración a través de la red de oficinas comerciales del Banco a nivel nacional, o por el correo electrónico defensoriadelcliente@venezolano.com

¿Qué información debe contener su solicitud de reconsideración?

Si es Persona Natural:

  • Nombres, apellidos y domicilio.
  • Copia de la cédula de identidad.
  • Si es extranjero, pasaporte vigente.

Si es Persona Jurídica:

  • Razón social y copia del Registro de Información Fiscal (RIF).
  •  Copia de la carta enviada por el Banco declarando No Procedente el reclamo.
  • Exponer las razones en que fundamenta la solicitud de reconsideración.
  • Copia de los soportes que fundamentan su solicitud, de ser el caso.
  • Número telefónico y correo electrónico.
  • Lugar, fecha y firma.
  • Número del reclamo declarado No Procedente.

¿Qué plazo tiene el Defensor del Cliente y Usuario Bancario para dar una respuesta a la solicitud de reconsideración?

El Defensor del Cliente y Usuario Bancario cuenta con un plazo de veinte (20) días continuos para emitir su pronunciamiento. Dicho plazo se computa a partir de la fecha en que el cliente o usuario consigne la totalidad de los recaudos que soportan la solicitud de reconsideración en las oficinas comerciales del Banco y/o a través del correo electrónico:  defensoriadelcliente@venezolano.com

¿Cuándo se da por terminada una solicitud de reconsideración?

El Defensor del Cliente o Usuario Bancario envía una comunicación informando de la Procedencia o No Procedencia de la reconsideración solicitada, la cual puede ser efectuada por correo electrónico o carta enviada a la oficina comercial del Banco donde presentó la misma.

¿Cómo contactar al Defensor del Cliente y Usuario Bancario?

Llamar a los teléfonos (0212) 806.62.16/64.57

Enviar correo electrónico a la siguiente dirección: defensoriadelcliente@venezolano.com